Inicio Análisis Toshiba Camileo X-Sports: análisis y opinión

Toshiba Camileo X-Sports: análisis y opinión

Compartir
Toshiba Camileo X-Sports

Mejor tarde que nunca. Y aquí estamos una vez más para hablaros sobre un modelo que pese haber sido presentado en el 2014, sigue siendo el buque insignia de la marca nipona en cuanto a cámaras deportivas se refiere, Toshiba Camileo X-Sports.

Y es que cuando se ofrece la oportunidad de analizar durante casi un mes una cámara deportiva como ésta, es cuando realmente se descubren todas las virtudes y flojezas de una cámara deportiva, habiéndola sometido a toda clase de situaciones. ¿Quieres saber qué hemos sacado en claro?

Toshiba Camileo X-Sports

Así que empecemos como muchas otras veces hemos hecho, hablando del exterior. En esta ocasión nos encontramos con una cámara compacta y de buen diseño. Particularmente nos encanta el acabado limpio en aluminio negro que siempre da un toque de resistencia y durabilidad que muchas otras marcas deberían tener en cuenta. Con unas dimensiones de 73 x 49.5 x 29.5 mm y un peso de 91 gramos, se mantiene en una gama estándar, respetando los cánones actuales.


VER PRECIOS AMAZON


Con una parte delantera muy limpia y elegante, en la que tan sólo se encuentra el logo de la marca, la lente y el LED de estado, es en la parte trasera donde se localizan la mayor parte de las funcionales.

Toshiba Camileo X-Sports

Aquí se aloja una interesante pantalla LCD de nada menos que dos pulgadas de tamaño y una resolución de 320×240 (76.800 puntos), de la que muchos fabricantes están prescindiendo y la cual a nosotros se antoja esencial. Aquí se sitúan además los 4 botones principales: ajustes, reproducción, adelante y atrás.

En la parte superior derecha encontramos el botón de grabación/disparo, de un tamaño correcto para el dedo, incluso cuando es usado con guantes, encontrándose el botón de encendido/apagado en el lateral izquierdo.

El corazón de la Camileo

Si viajamos hacia el interior de la Toshiba Camileo X-Sports, destaca sobretodo el sensor de 12 Megapíxeles CMOS, montado detrás de una lente de 2.97mm con f/2.8. Esta lente proporciona a la cámara un ángulo de visión ultra-angular, que no produce grandes distorsiones en sus capturas. Importante remarcar que la Toshiba cuenta con un estabilizador que puede ser activado o desactivado desde el menú principal, pero eso sí, electrónico. Curiosa es además la presencia de un zoom digital de hasta 10x.

Toshiba Camileo X-Sports

En el apartado de vídeo, la Toshiba no destaca especialmente por alcanzar las nuevas resoluciones, ya que como comentábamos, es un modelo presentado inicialmente hace casi dos años, pero que ya entonces marcó un buen estándar de calidad.

Cuenta con una gran amplitud de rangos de grabación en vídeo:

  • Vídeo Full HD a 1080p en 60/30fps
  • Vídeo HD a 720p hasta los 120fps
  • Vídeo a 848×480 hasta los 240/480fps

Dispone a su vez de un modo de grabación continua bastante interesante, que permite que la cámara vaya sobreescribiendo los vídeos durante cierto periodo del tiempo, hasta que el usuario indica que se ha grabado algo interesante y se almacena permanentemente. Otra funcionalidad híbrida entre la fotografía y el vídeo, es la que permite a la Toshiba Camileo X-Sports grabar vídeo Full HD mientras se capturan fotografías en intervalos predefinidos.

En el apartado de fotografía, el sensor nos permite realizar capturas de hasta 12 megapíxeles, que se combinan con modos interesantes y bastantes comunes hoy en día, como el modo Ráfaga, que permite disparar 3/5/10/30 imágenes por segundo. O el también muy útil modo de Timelapse, con intervalos de 0,5/1/2/5/10/30/60 segundos de duración.

Batería, WiFi y accesorios

Según las especificaciones del fabricante, la batería tiene una duración de 1,5 horas con WiFi desactivado y de 80 minutos si se activa. En nuestro caso, la duración de la batería se ha visto reducida a un máximo de 60 minutos, aunque también hay que tener en cuenta que es un modelo cedido de pruebas y que lleva numerosas cargas tras de sí, aunque no es nunca una tontería llevar una pequeña batería externa para cargar en los ratos muertos. 

 El empaquetado de la Toshiba Camileo X-Sports es excelente y la verdad que aquí hay que dar una muy buena nota ya que la cámara se acompaña de numerosos accesorios, haciendo nuestra vida más fácil, lista para grabar nada más sacar la cámara de la caja. Entre los más destacados podemos comentar dos:
  • Carcasa WaterProof: incluida en el pack básico de la cámara, esta carcasa permite aguantar profundidades de más de 60 metros bajo el agua e incluso está diseñada para soportar caídas de hasta 1,5 metros de altura.
  • Mando a Distancia: incluido también de manera gratuita en el pack, este cómodo y ligero mando, nos permite usar la cámara sin necesidad de conexión vía smartphone o los propios botones integrados. Tan sólo, y una vez después de sincronizado, será necesario pulsar en uno de los dos botones principales que posee. Soporta además agua hasta 3 metros de profundidad. Nos recuerda mucho al modelo incluido en la genuina Drift Ghost S que ya analizamos en MiCamaraDeportiva.

Toshiba Camileo X-Sports

Por último y como no podía ser menos, la cámara cuenta con conectividad WiFi, realmente útil si no se dispone de un ordenador a mano para visualizar las imágenes o bien si se necesita comprobar el ángulo de grabación de la cámara en un lugar poco accesible como en vehículos, o en condiciones climatológicas adversas. La App se encuentra disponible en los dos principales marketplaces del momento: Android Play Store y App Store de iOS.

 

Opinión general

Pese a llevar poco más de dos años en el mercado, la Camileo X-Sports sigue siendo una compra interesante por un precio que ronda los 190€. Sus principales bazas se centran en la calidad de su acabado, así como en los accesorios que la acompañan, que a la larga ahorrar bastantes euros a su usuario.

En lo que respecta a los resultados de vídeos e imágenes, la cámara ofrece un buen abanico de colores y detalles, manejando correctamente situaciones de baja luminosidad donde el ruido podría hacer aparición, pero que si se configuran los ajustes puede ser controlado.

Nos llama negativamente la atención el gran tamaño de su carcasa externa, ya que altera el bonito diseño de esta cámara, aumentando el tamaño y sobretodo peso muy considerablemente. Aunque también es cierto, que una vez colocada en su emplazamiento, el peso final no supone un problema físico real. Otro pequeño aspecto negativo de la carcasa, es que debido a su resistencia y firmeza, los botones presentan bastante dureza y cuesta en ocasiones pulsarlos.

En el aspecto del sonido, una vez colocada la carcasa apenas se reciben conversaciones, que por el contrario alternan con una buena calidad estéreo cuando se desmonta.

Eso es todo, esperamos que hayáis disfrutado de nuestro análisis y permaneced atentos, porque en los próximos días podréis tener el vídeo análisis a vuestra disposición.

Un saludo, David.

Toshiba Camileo X-Sports

 

Toshiba Camileo X-Sports

190€
Toshiba Camileo X-Sports
75

Diseño

8/10

    Calidad Vídeo

    9/10

      Calidad Foto

      8/10

        Batería

        6/10

          Pros

          • Control remoto incluido
          • WiFi y estabilizador integrados
          • Diseño exterior en aluminio negro pulido muy elegante

          Cons

          • Tamaño y peso Carcasa externa
          • Botones carcasa externa
          Compartir
          David Rosillo
          Informático y emprendedor, actualmente me encuentro desarrollando varios proyectos a la vez que combino mi pasión por los deportes y las cámaras en el proyecto de MiCámaraDeportiva.com

          Dejar una respuesta

          Please enter your comment!
          Please enter your name here